fbpx

Política 2.0

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La adaptación de las instituciones públicas al nuevo paradigma 2.0, es una necesidad impostergable.

La irrupción de internet y más precisamente de esta nueva web 2.0, ha traído grandes cambios en el modo en que se relacionan los distintos actores sociales. En la actualidad las barreras que de forma clara separaban en el pasado al: emisor-receptor, vendedor-consumidor, fabricante-comprador, etc., han caído. Al punto de que ya no se habla en términos de productor-consumidor, sino de proconsumidor, es decir que la gente interviene en el proceso de producción de aquello que va a consumir. Ya sean bienes, noticias, servicios, etc.  

Cuando apareció internet se creía que seria un gran aporte para la libertad y la democratización de la información porque habría más visiones sobre la realidad. Hoy ese proceso de liberalización de la información ha llegado a su punto máximo. Donde las personas dejaron de consumir información para pasar a producirla por si mismo. Quien no comparte cierta mirada sobre un tema, no sólo puede expresarlo en el mismo sitio, comentando su opinión sobre lo expuesto, sino que puede   crear su propia página para directamente dar su visión. Pero lo que es sustancialmente más importante es que además de dar su parecer sobre un tema establecido,  hoy cualquiera tiene el poder de establecer la agenda a tratar. No es solamente dar su mirada sobre una noticia, sino que es el poder de crear la noticia.

Este fenómeno nació gracias internet pero no murió ahí, sino que la trascendió, cualquier medio tradicional de comunicación ha incorporado a sus antiguos receptores para que pasen a ser productores de información enviando sus filmaciones, fotos, noticias, etc.

Las empresas también se han adaptado a este nuevo fenómeno, dejaron de fabricar productos, para luego mediante la publicidad persuadir a la gente a que los compre. Actualmente las empresas ponen a disposición de sus consumidores todas las herramientas 2.0, para aquellos clientes que quieran dejar su estado pasivo y empezar a participar en la elaboración de aquellos productos que luego adquirirán. Cambiando la lógica de hablarle al consumidor, por la lógica de escucharlo.

El ciudadano como parte de la gestión.

En fin, la gente reclama tener un rol activo en todos aquellos aspectos que interfieren en sus vidas, y la tecnología le ha dado las herramientas para que esto sea posible.

Sin embargo una de las relaciones más importantes en la sociedad, la de gobernante-gobernado, se ha mantenido aislada de todo este nuevo avance. Las razones por las que esto sucede son varias, por un lado los que dirigen las instituciones públicas en su mayoría son pertenecientes a la generación llamada Baby Boomers, por lo que al ser “inmigrantes digitales”, no comprenden la importancia y la lógica de este medio, otro motivo es el que estas instituciones tienen su supervivencia asegurada. En el caso de una empresa, si ésta no se adapta a los cambios sociales, su supremacía en el mercado e incluso su existencia están en riesgo, en cambio en el estado esto no sucede. El único perjudicado de esta situación es el ciudadano, que se ve impedido de usar las herramientas 2.0 para mejorar su calidad de vida.

Esta situación se explica mediante lo que se denomina “La ley de la fractura”, la cual estipula que los cambios tecnológicos siguen un crecimiento exponencial mientras los empresariales, sociales, políticos y humanos lo hacen de manera gradual.


Cuando nos referimos a política 2.0 no estamos hablando  solo desde un punto de vista comunicacional, es decir el uso de redes sociales para comunicar al candidato con los votantes y viceversa. Sino que también es, el uso de los soportes que brinda la tecnología para la modificación del modo tradicional de gobierno.

 El hecho de que las instituciones públicas se han mantenido prácticamente inmóviles desde su creación deja en evidencia la urgencia de establecer modificaciones en todos los órdenes. Las instituciones políticas que rigen en la actual Argentina provienen del siglo XIX. Estas instituciones se adaptaban bien a aquel tiempo, pero dos siglos después han quedado totalmente descontextualizadas y anacrónicas.

En dos siglos el mundo cambió, la sociedad cambió, las demandas de la sociedades cambiaron, todo cambió, menos las instituciones encargadas de regir a la sociedad.

El desafío que se plantea ante esta situación es cómo hacer para que los cambios políticos acompañen a los tecnológicos y sociales y no  queden relegados. Porque de lo contrario se están desaprovechando grandes oportunidades para mejorar la calidad de vida de las personas.

Encuesta a alcaldes/as España 2021

Durante el mes de Abril del año 2021, se realizó un sondeo de opinión a los alcaldes/as de España con el objetivo de conocer su mirada respecto al trabajo que realizan, entender los desafíos a los que se enfrentan e identificar características particulares de su gestión.

Leer más »

Encuesta Coronavirus Mercedes Marzo 2021

El objetivo del trabajo es no solamente conocer cuál es la percepción actual frente a la pandemia, sino también establecer una comparación con los resultados de la misma encuesta realizada en marzo del 2020, al inicio de la cuarentena.

Leer más »

Encuesta Coronavirus Mercedes Diciembre 2020

El objetivo del trabajo es no solamente conocer cual es la percepción actual frente a la pandemia, sino también establecer una comparación con los resultados de la misma encuesta realizada en marzo, el inicio de la cuarentena.

Leer más »

Foro de Desarrollo Local

El viernes 6 de noviembre se llevó a cabo virtualmente el Foro de Desarrollo Local – Olavarría 2020 organizado por Blanco Consultoría Política con el objetivo de conocer y reflexionar sobre los desafíos y las oportunidades que enfrenta la comunidad de Olavarría, Provincia de Buenos Aires , Argentina, para crecer y desarrollarse.

Leer más »

¿Quién ayuda a los Gobiernos locales?

Un asesor externo, está orientado a mejorar la gestión, ayudando a interpelar desde afuera las acciones de gobierno, identificando y fortaleciendo los principales puntos críticos de la gestión, al tiempo que sugiriendo planes de acción específicos para diferentes áreas de gobierno.

Leer más »
es_ARSpanish